EDF EN JAPÓN

ESCUELA DE FRUTOS

EDF EN JAPÓN

PARTE 3 y ÚLTIMA, por ahora.

Bueno, mi última semana en Japón ha transcurrido en la pequeña localidad de Tenri , muy cerca de Osaka, Nara y Kioto (estas ¿os suenan más verdad?) Se concentran judokas de la zona al igual que la semana anterior en Tokio. Un nivel extraordinario en cuanto a judo, pero también en cuanto a número. Cerca de 300 chicas en sesiones de mañana y tarde desde el lunes al jueves sin parar de hacer randoris. 20 por la mañana, más judo suelo, una media hora, y unos 30 randoris por la tarde, todo ello amenizado con unos 10 minutos de calentamiento libre y 15 de uchi komis. En definitiva casi 3 horas de judo, de buen judo.

El tatami es para verlo en persona, las fotos que os pongo debajo, no muestran lo que allí se siente. Es un sitio tradicional, con frío, tatami duro y antiguo, pero como digo, es tradición juntarse allí. El espíritu se endurece a la vez que el cuerpo. La experiencia ha sido extraordinaria como lo va siendo cada día. Os dejo a continuación con mi vuelta, acompañada de la reflexión final del viaje.

 

EL VIERNES MÁS LARGO DEL MUNDO

 

Podría titularse así esta crónica emulando a la película de nombre parecido, y es que para mí lo ha sido. Un viernes que en principio empezó a las 0:00 como cualquiera pero que acabó ocho horas más tarde, un viernes de 32 horas. Todo por ese margen en el cambio horario de España con respecto a Japón.

Pero ¿para que me ha servido?, pues para mucho. Para conciliar mis ideas, para juntarlas y organizarlas no solo en mi cabeza. Para darme cuenta de lo que dejo atrás, y las ganas con que afronto lo que tengo delante. He adquirido la responsabilidad de trasmitir todo lo aprendido en estas casi tres semanas ya pasadas. Y es que han sido muchas las experiencias vividas, muchos los conocimientos adquiridos, y sobre todo una sensibilidad especial en cada cosa, en cada gesto que he podido percibir de nuestros anfitriones, dentro y fuera del dojo. No va a ser fácil, pero creo que si logro una décima parte, será mucho lo recorrido. Pero no quiero aburriros con mis cuentos, os lo resumiré en dos palabras: HUMILDAD Y RESPETO.

La humildad con la que nos han acogido, esta vez y las anteriores, pero así siguen. La humildad con que te miran, se miran, aún más si cabe tratándote como invitado, pero también como Sensei. No lo hacen por necesidad, lo hacen porque es así. No se lo plantean de otra forma, no saben hacerlo de otra forma, porque un día serán ellos los que estén en nuestro lugar, así lo entienden. Y es aquí donde encuentra sentido el RESPETO, es un respeto como digo, no por la necesidad de la palmadita en la espalda, ni de es que hay que ser así, sino porque les sale del ALMA. De un alma cultivada generación tras generación. Los ancianos tienen su lugar preferente, pero es que no se plantean ocuparlo aún estando vacío en un banco o en el metro. Les dejan pasar primero, aunque hayan llegado después. Se entiende que ellos ya lo han dado todo por la sociedad, y ellos se lo devuelven así, con RESPETO. Ellos entienden mejor que nadie que una sociedad mejora y se sostiene por el esfuerzo de una generación tras otra, así el agradecimiento continuo a los anteriores, a sus antepasados, a sus viejos es continuo. Esto es muy difícil transmitir si no lo has vivido, pero, ¿lo intentamos?

La otra parte no menos espiritual, ha sido el JUDO, y sí, lo pongo en mayúsculas, porque aquí aunque también es un deporte, y también quieren ser mejores, es de otra manera, lo conciben distinto, y también es como es, porque llevan muchas generaciones haciéndolo de una manera y no de otra. ¿Transmitirlo? ardua tarea, porque no van separados lo uno de lo otro, ellos funcionan siempre así. No cambia del dojo a la calle y viceversa, entonces si queremos mejorar como ellos lo hacen, solo hay un CAMINO, el DO de la FLEXIBILIDAD, y querer admitirlo y querer unirlo todo dentro de nosotros, y hacerlo NUESTRA FORMA DE VIDA. De otra manera, solo imitaremos gestos.

 

11 de marzo de 2016

 

Pulsa en las imágenes para verlas completas

PARTE 2

Estamos a martes, y parece que llevamos una semana en Tokio, y es que exprimimos el día, cada hora. Ya han empezado los entrenos en el NTC (National Training Center). Mañana dedicada a ne waza, con unos 10 randoris, y por la tarde tachi waza con el motogachi en tres tandas de 8 randoris, además del calentamiento y unos 15-20 minutos de uchi komis. Es duro, pero María está aguantando muy bien todo, consiguiendo objetivos que nos marcamos. Nosotros por nuestra parte de entrenadores, absorbiendo cada detalle como si fuera el último. Y así será hasta el viernes. Tenemos aquí algunos de los equipos más importantes de Japón, pero también están varias representaciones de Austria, Suecia, Israel, Holanda, EE.UU, Turquía, Eslovenia, Francia, Mongolia, y no sé si me dejo a alguien. En fin, que no falta de nada.

Os contaré una anécdota que intentaré demostrar gráficamente si puedo otro día, y es que una vez hechos los preceptivos saludos para finalizar la sesión, de repente salieron todas las japonesas corriendo a sprint, como almas que lleva el diablo, atravesando la zona donde estábamos los profesores hacia el fondo del dojo, hasta una puerta. Todos los extranjeros nos quedamos mirando atónitos el fin de aquella insólita carrera, y que por cierto, ganó la campeona olímpica Kaori Matsumoto. No era ni más ni menos, para poder coger una de las 30 escobas que podría haber allí. Se pusieron en fila, y a barrer el tatami. Apuntad, en IPU se repartían las escobas , aquí se pelean por una, TODAS.

Más abajo os dejo algunas fotos para que os hagáis una idea, y daros un poco de envidia (sana por supuesto).

Quería también hacer una reflexión, aunque desde España y occidente no se entienda bien. Pero los que habéis estado por aquí, quizás me entendáis. Y es que desde el momento en el que entras a cualquier sitio se nota la diferencia, pero en el dojo aún más si cabe. La reflexión es que si los occidentales venimos a entrenar a Japón porque entendemos que hacen judo "como los ángeles", tienen ese "secreto" del judo, pero nos volvemos, y al momento, todo es igual que antes de ir a Japón. Y es que creo que no entendemos lo más importante. Y no voy a descifrarlo aquí, porque cada uno lo encontrará de una manera, tendréis que descubrirla por vosotros mismos, ya que como dice un amigo mío, "las cosas se aprenden porque te pasan, no porque te las cuentan"(CM;)) Pero veo, me veo con los occidentales en el NTC, en un Dojo de alrededor de 2500m2, con aproximadamente 300 judokas, y los que se notan que estamos somos los 25 extranjeros. Para esto el refranero español es muy sabio, como casi siempre, y dice que "allá donde fueres, haz lo que vieres", y es que mi reflexión acaba en que si seguimos por otro camino, terminarán prohibiendo la entrada en estos lugares a los "profanadores" extranjeros. Creo que no cuesta mucho, y como decía el Maestro De Frutos, "cuesta lo mismo hacerlo mal que hacerlo bien" pues hagámoslo bien, y cuando vaya otro occidental, por favor, solo prestar atención.

 

1 marzo 2016

 

Pulsa en las fotos para verlas completas

PARTE 1

Nuestros entrenadores Carlos Montero y Santiago G. Quevedo, junto a María Bernabéu ya están en Japón, país de origen de nuestro deporte, el cual nos hace crecer cada día como personas, y nos hace concebir la vida de una manera muy particular. Ahora que estamos aquí comprendemos aún más si cabe por qué el judo es así. Hemos venido a aprender la esencia y estamos en el Camino. Hoy IPU Okayama, mañana Tokyo.

Ya llevamos unos días desde que llegamos el martes 23 hasta la International Pacific Univerity en Okayama, y las sensaciones han sido muy buenas desde el principio. Y también el frío, pero sin problema. El dojo es impresionante, podéis ver las fotos, está pensado por y para judo, como no. Aquí tenemos para entrenar con las dos bronces de Japón del peso de María la campeona del Mundo de 78 kg, la tercera de Japón de 63 kg, entre otras muchas chicas de gran calidad, eso sin contar a Koga Sensei y Yano Sensei, cuya experiencia como judoka son indiscutibles. Sin duda un marco increíble para entrenar y preparar los próximos eventos.

Os iré contando de vez en cuando cositas por aquí. Y ahora os dejo que en un ratito se entrena por la tarde otra vez, sí, unas 3 horitas. Y como ya he dicho mañana a Tokyo. Sayonara.

 

 

FOTOS MAS ABAJO

 

27 febrero 2016

Escuela De Frutos

 

Escuela de Judo, Escuela de Vida, Escuela de Valores

 

Escuela de judo, basada en la metodología del Maestro José Luis De Frutos. El método tiene como propósito hacer el proceso de enseñanza-aprendizaje mejor y más fácil. Una forma divertida, pero responsable de aprender judo donde el aspecto actitudinal y la educación en valores abanderan nuestra escuela.

Todos los derechos 2015 Escuela De Frutos | Diseño web 6uves